Mendoza: más de 160 millones de pesos de asistencia alimentaria en la cuarentena

El Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes incrementó el dinero destinado a la asistencia alimentaria para ayudar a poblaciones vulnerables durante el último mes.

Para la compra de módulos alimentarios se destinó una partida de 160 millones de pesos, con los que se prepararon 40.000 bolsones mensuales de mercadería. Estos fueron destinados a poblaciones vulnerables, como personas en situación de calle, inmigrantes varados, mujeres en refugios, adultos mayores, hogares, merenderos, comedores infantiles y personas con discapacidad.

El subsecretario de Desarrollo Social, Alejandro Verón, comentó al respecto: “A partir de la cuarentena, en cuanto a lo alimentario, lo primero que se hizo fue fortalecer todo lo que tiene que ver con hogares, en función de los cordones sanitarios, de que las personas estén en contacto únicamente con quienes trabajan, ya que hay una gran cantidad de personas que están alojadas en hogares de discapacidad, adultos mayores, mujeres, personas en situación de calle, a quienes se les está garantizando desayuno, almuerzo, merienda y cena de manera constante”.

“Para que se tenga una idea de la inversión, previo a la emergencia sanitaria se entregaban 10.000 bolsones mensuales, y hoy en día estamos en los 40.000. De esta manera, se reforzó la asistencia alimentaria a poblaciones vulnerables estando al lado de las personas que realmente la están pasando muy mal”, destacó Verón.

Además, la Subsecretaría de Desarrollo destina $10.373.036 mensuales a programas alimentarios (Tarjeta Ticket, Nutrifamilia y Comer Juntos), que reúnen a casi 9.500 beneficiarios y a prestaciones en comedores, donde se distribuyen 9.300 raciones diarias.

En cuanto a las prestaciones alimentarias de hogares y Centros de Desarrollo Infantil y Familiar (CDIyF), se decidió hacer un cambio en el modo de entrega. Mensualmente, se llega a 611 chicos alojados en hogares, con una inversión de más de 4,1 millones de pesos, mientras que el monto de lo destinado a los CDIyF asciende a 3,4 millones de pesos distribuidos en 2.000 raciones mensuales.

“Asistimos a los hogares de niños y niñas de la provincia, jardines maternales y Centros de Desarrollo Infantil y Familiar. Esas raciones que se les daban diariamente, debido a que no puede haber aglomeración de personas, las seguimos repartiendo con un cambio de modalidad para no suspender el servicio. Ahora se entrega una vianda diaria o una asistencia semanal a la familia que participaba en ese efector social”, sostuvo Verón.

“En los Centros de Desarrollo Infantil lo que también se hizo fue multiplicar la compra de módulos alimentarios de comida en seco, que se distribuyen en dos canales, sumando nuestra asistencia a la de los municipios. Por otro lado, se colabora con centros de jubilados, uniones vecinales, iglesias de distintos credos y organizaciones sociales. La idea es acercar los alimentos a cada rincón de la provincia de la manera más organizada posible”, afirmó el subsecretario.

En tanto, desde el Ministerio de Hacienda y Finanzas, a través de la Dirección General de Contrataciones Públicas y Gestión de Bienes, se tramitó a mitad de julio la compra de insumos alimentarios esenciales por $80 millones para hacer frente a la emergencia económica y social por la pandemia de coronavirus (Decreto 401/2020 ratificado por Ley 9220). Esta acción, que se encuentra en proceso de licitación, complementa lo dispuesto y ya invertido por el Programa Alimentario de Asistencia Social de la Dirección de Contingencias del Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn