Martín Guzmán: «Nosotros tenemos una estrategia económica»

A solo días de anunciar un acuerdo por la deuda con los acreedores privados, Martín Guzmán sale al cruce sobre las críticas de sus pares sobre la falta de un programa. El siguiente escalón ya aparece en el horizonte: «Las negociaciones con el FMI van a ser complejas», sentencia sobre la agenda del Gobierno en el inédito contexto de la pandemia.

«No vamos a aceptar algo que dañe a la Argentina», dice Guzmán, en una entrevista con La Nación y otros medios en su despacho del Palacio de Hacienda, sobre el programa que se sentará a renegociar con el staff del organismo que conduce Kristalina Georgieva, la economista búlgara que hasta el martes fue una aliada clave en la renegociación de la deuda. Ahora, la directora gerente del Fondo deberá sentarse enfrente del ministro y del presidente Alberto Fernández para reprogramar los vencimientos de US$44.000 millones desembolsados en el país.

Guzmán afirma que no se atará a un plan de acciones predefinidas por un largo plazo. El ministro prefiere objetivos claros (creación de empleo, agregación de valor y generación de divisas vía exportaciones), principios y previsiones, muchas de las cuales estarán en el presupuesto 2021. «Es una discusión semántica», dice sobre las críticas de sus pares sobre la falta de un programa. «Nosotros tenemos una estrategia económica», explica.

Antes deberá lidiar con otros problemas recurrentes. Guzmán dice que las brechas entre diferentes dólares son un tema que lo «ocupan», que no cree que haya lugar para un fogonazo inflacionario y que reducir la suba de precios es un esfuerzo que lleva tiempo y persistencia. Afirma que quiere reorganizar el sistema financiero, que el cepo tardará en irse (y no se irá del todo), y que el Estado va a jugar un rol importante acompañando a los privados.

«Tiene una forma de ver las cosas, una inteligencia y una fuerza que le hacen bien a la Argentina, y al proceso de construcción de medidas y políticas en el Frente de Todos», afirma el ministro sobre Cristina Kirchner, a quién visitó el lunes pasado antes de cerrar el acuerdo.

Además, dijo que «es distinto negociar con el FMI que con acreedores privados o Wall Street. Van a ser negociaciones complejas. De una importancia muy grande para el país. Llevará su tiempo y no se van a hacer las cosas a puertas cerradas y en pocos días. Va a haber una discusión más amplia que llevará meses. Se va a involucrar a la sociedad.

Guzmán, además, llamó a «tranquilizar la economía» y a «mantener la sostenibilidad de la deuda».

Asimismo, planteó que «mantener la sostenibilidad de la deuda tiene que ser una política de Estado» y, por ello, es necesario «definir reglas para ver cómo nos integramos al sistema financiero internacional».

«Integrarnos de una forma que tengamos la posibilidad de usar el crédito, pero usarlo bien, en pos de los objetivos que hablábamos, para generar trabajo, valor agregado, divisas, tener una estrategia federal y respetar nuestra soberanía».

 

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn