Las claves del acuerdo con los bonistas de Wall Street

Argentina y sus tres principales grupos de acreedores privados llegaron a un acuerdo para la reestructuración de bonos bajo legislación extranjera que otorgará al país «un alivio de deuda significativo», informó en la madrugada de este martes el Ministerio de Economía en un comunicado.

Según este acuerdo, que se da entre Argentina y los representantes del Grupo Ad Hoc de Bonistas Argentinos, el Comité de Acreedores de Argentina y el Grupo de Bonistas del Canje y otros tenedores, el país «ajustará algunas de las fechas de pago contempladas para los nuevos bonos» establecidas en su propuesta de canje presentada el pasado 6 de julio.

«Sin aumentar el monto total de los pagos de capital o los pagos de interés que Argentina se compromete a realizar y mejorando al mismo tiempo el valor de la propuesta para la comunidad acreedora», señala el documento difundido por el departamento.

Para que el acuerdo sea efectivo y los bonistas formalicen su adhesión, Argentina ha extendido hasta el próximo 24 de agosto el plazo de vigencia de su oferta, con la que se busca canjear bonos de ley extranjera por 66.238 millones de dólares.

«Argentina, sujeto a la oportunidad en que se evidencie su apoyo por parte de la comunidad internacional en sentido general, ajustará ciertos aspectos de las cláusulas de acción colectiva en los documentos de los nuevos bonos para abordar las propuestas presentadas por los miembros de la comunidad acreedora», remarca la cartera ministerial.

Las claves

  1. El nuevo “valor presente neto” -el valor actual de los pagos futuros- promedia USD 54,80 por cada USD 100 de deuda que entra el canje, una mejora de más de un dólar respecto de la última oferta argentina.
  2. Se siguen ofreciendo los mismos cinco bonos en dólares y los cinco en euros, pero se cambian las fechas de pago.
  3. Las fechas de pago sobre los Nuevos Bonos serán el 9 de enero y el 9 de julio en lugar del 4 de marzo y el 4 de septiembre. Este es el principal cambio que hace que el valor de la oferta crezca.
  4. Los nuevos bonos a ser emitidos como compensación por intereses devengados y compensación por consentimiento adicional comenzarán a amortizar en enero de 2025. Y en vez de vencer en 2030, ahora caducará en 2029.
  5. Los nuevos bonos 2030 en USD y en Euros comenzarán a amortizar en julio de 2024 y vencerán en julio de 2030, donde la primera cuota tendrá un monto equivalente a la mitad de cada cuota restante.
  6. Se sube el umbral mínimo de participación. El Gobierno lo había fijado en un 50% de aceptación, que al aplicar la cláusulas de acción colectiva podía significar una adhesión de 60%. Bueno, ahora estos porcentajes se los eleva hasta entre el 70% y 75%.
  7. El Gobierno revisará las condiciones contractuales que preocupaban a los bonistas y que le permitían al país forzar mayorías que evitan la existencia de holdouts minoritarios que puedan litigar en los tribunales de Nueva York luego del canje.
Fuente: Clarín / La Nación / Infobae / Ámbito

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn