Italia inicia hoy las clases presenciales

Este lunes abrirán las escuelas italianas tras el cierre total por la pandemia de coronavirus, un momento que será «de gran emoción», sostuvo hoy el premier italiano, Giuseppe Conte.

«El lunes se regresa a la escuela. Les envío mis buenos deseos a los estudiantes, profesores y personal escolar. Será un momento de intensa emoción. Es una emoción que también viviré como jefe de un gobierno que se comprometió para el regreso con medidas de seguridad pero también como padre», sostuvo Conte en un mensaje escrito en su cuenta de Facebook.

«Habrá dificultades, inconvenientes, sobre todo al principio. Ustedes deben hacer su parte, deben comprometerse a respetar las reglas de cuidado que les permitirán cuidar su salud y la de las personas que aman y que los aman», agregó, dirigiéndose a los estudiantes.

El primer ministro advirtió que «la escuela también adolece de deficiencias estructurales que venimos arrastrando desde hace años, agravadas por la pandemia actual».

Dirigiéndose a los maestros, Conte los alabó por haber hecho «un esfuerzo extraordinario en estos meses de bloqueo, continuando con las lecciones a distancia».

«De hecho, no era fácil y han realizado un gran trabajo y por eso les estamos agradecidos. Agradezco también a las familias, a las mamás y papás que hicieron muchos sacrificios», subrayó. Por su parte, la ministra de Educación, Lucia Azzolina, dijo hoy a Corriere TV que «no podemos imaginar a la escuela como era el año pasado: estamos en tiempos de coronavirus». «Sé que les estamos pidiendo a las familias que hagan pequeños sacrificios pero debemos hallar el equilibrio entre el retorno a la escuela minimizando los riesgos y pedir sacrificios a las familias. Lo importante es volver a la escuela sabiendo que es un año extraordinario. Pero la escuela de los años anteriores no era perfecta», señaló. La ministra sostuvo que «los estudiantes tienen un gran entusiasmo, quieren volver a la escuela».

«Este año será un primer día de clases nuevo, distinto para todos, con un sentido de esperanza y de coraje, y algunos miedos serán dejados de lado», remarcó.

Según Azzolina, la ordenanza del gobernador de la región de Piamonte, Alberto Cirio, que establece que la toma de temperatura debe hacerse al ingreso a la escuela, mientras que el ministerio de Salud decidió que debe hacerse en casa, por parte de los padres, es «intempestiva e inoportuna».

«No se comprende por qué en Italia se debe crear esta confusión», afirmó.

En estas horas, se llevan adelante conversaciones entre el gobierno nacional y Cirio y en breve se conocerá una decisión sobre la eventual impugnación de esa ordenanza regional, dijo la ministra. La ministra se refirió, además, a la cuestión de los estudiantes «frágiles», es decir, aquellos que por motivos de salud tienen dificultades para regresar a la escuela en tiempos de pandemia.

Azzolina explicó que está por aprobarse una ordenanza, en este momento «bajo consideración del Consejo Superior de Educación Pública».

«No hay nada que impida que las escuelas con equipamiento puedan establecer conexiones con los estudiantes que están en sus casas e incluso con aquellos que tengan un simple resfrío y por ello deba permanecer en casa», afirmó.

«Si la escuela tiene predisposición y tiene los instrumentos ¿por qué no?. Creo que se tiene toda la voluntad de incluir a los estudiantes» por parte de los dirigentes de las escuelas, agregó. En referencia a los nombramientos pendientes de más de 70 mil docentes por la emergencia del Covid-19, la ministra dijo que «se realizarán en las próximas semanas directamente por parte de los dirigentes de las escuelas».

«Nadie niega que hay pequeñas cuestiones críticas: las estamos resolviendo en un período muy difícil», subrayó Azzolina.

También el papa Francisco deseó hoy que «el inicio del año escolar sea vivido con gran sentido de la responsabilidad, con la perspectiva de un renovado pacto educativo, que tenga como protagonistas a las familias y ponga en el centro a las personas».

La opinión discordante la aportó el líder de la Lega, Matteo Salvini, muy crítico del gobierno de coalición.

En un mitin político en la provincia de Andria, región de Apulia, sur del país, dijo que «un voto a la Lega en Apulia» significaría darle mandato para «enviar a casa a Azzonina, que es un desastre para la escuela italiana». «En estas horas, si debo decir cuál es mi principal preocupación, es la escuela. La escuela, la escuela, la escuela», repitió.

«Desde hace seis meses le pedimos al gobierno intervenciones, asunciones, hay centenares de miles de estudiantes, de maestros y de familias que no saben qué les espera», concluyó.

 

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn