Emotivo homenaje a Guillermo Pereyra en la sesión de Diputados

Al inicio de la sesión de tablas de la Cámara Baja, diputados de todas las bancadas políticas homenajearon al ex diputado provincial y nacional Guillermo Pereyra, quien falleció ayer en un accidente automovilístico.

Tras un minuto de silencio realizado para honrar su persona, todos coincidieron en recordarlo como “un dirigente político, gremial y social de fuertes convicciones”.

El diputado del Frente Renovador José María Videla, recordó el trabajo legislativo realizado por Pereyra como diputado provincial, quien impulsó leyes como la de “Grooming” y de los empleados de comercio que “deben la celebración de su día el 26 de septiembre a un proyecto de su autoría”.

Asimismo, hizo un repaso por su trabajo en el Centro de Empleados de Comercio, cuyo acercamiento comenzó en 1989, a través de la Agrupación Rosada, para luego convertirse en tesorero del mismo durante las elecciones de 1992. Desde allí se ocupó de impulsar la reorganización del sindicato y en 1998, tras ser el candidato de la Lista celeste y blanca, asumió el cargo de secretario general, que ejerció durante 20 años.

También destacó que en el año 2008 consiguió que se sancionara la ley 26.474, mediante la cual introdujo reformas al contrato de trabajo de tiempo parcial, para proteger el trabajo y a remuneración de los empleados. Y afirmó que cuando fue diputado nacional por Mendoza, siguió estando presente en cada una de las luchas que se libraron en la provincia, interviniendo y encabezando protestas. “Incansable trabajador de la política, aportando su opinión, su trabajo y compromiso para lograr proyectos tendientes a mejorar la calidad de vida de los mendocinos, especialmente de los empleados de comercio”, subrayó, y agregó que su gestión en el CEC, se refleja en “el aumento de puestos de atención, en mayores beneficios para jubilados, discapacitados, y en la compra de inmuebles para una mejor atención”.

“Era un promulgador incansable del diálogo y constructor de innumerables proyectos. A Guillermo Pereyra nunca le tembló el pulso para dar un portazo, si sentía que sus convicciones se ponían en juego. Su espíritu crítico y su voluntad conciliadora, su inagotable capacidad de trabajo, y su mirada humanitaria, tanto en lo político y en lo laboral, como en lo personal, son el mejor ejemplo que me pudo haber dejado”, expresó el referente del Frente Renovador en la Cámara de Diputados.

Finalmente, el presidente de la Cámara de Diputados, Andrés Lombardi, señaló que “no queda mucho por agregar de lo que fue su vida, su trabajo, su militancia política y gremial. Hay valores que tenía Guillermo que hablan de la entereza de su persona, como el respeto a la palabra empeñada, sus firmes convicciones, su honradez, que debemos valorar”.

También añadió que “ayer venía de trabajar, de poner en funcionamiento el hotel para sus afiliados. Era un trabajador incansable “el viejo”,  como le decíamos de cariño. Él tenía palabra cuando se comprometía y nunca buscó su beneficio sino que buscaba el bien común”.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn