A 11 años de la partida de Mercedes Sosa, la «Voz de América Latina»

El 4 de octubre de 2009, la cantautora Argentina, Mercedes Sosa, murió dejando un legado inmenso en la música y en su forma de hacer arte.

El 9 de julio de 1935 en San Miguel de Tucuman, Argentina, nació Mercedes Sosa una de las mayores exponentes del Folclore en Argentina y en todo Latinoamérica. Nació bajo el techo de una familia bastante pobre conformada por padre y madre, dos hermanos y una hermana.

Aunque venía de una familia muy pobre Mercedes Sosa siempre se caracterizó por ser una mujer sencilla, y para ella mientras hubiera amor en la familia no hacía falta nada más. “La pobreza no es pobreza si se tiene a la madre y al padre juntos, unidos”  Mercedes Sosa.

Su primer contacto con la música se da en la escuela donde estudiaba. Todas las mañanas cantaban el himno de Argentina, y por alguna razón la profesora de música no asistió un día, así que la directora le dijo a Mercedes Sosa que se parara en frente para cantar el himno a toda la escuela, en ese momento su vida cambió por completo.

A partir de ese momento nace en ella un amor verdadero hacia la música y empieza a presentarse a algunos concursos en la cadena radial de Tucuman , pero todas estas presentaciones las hacía a escondidas de su papá, ya que él no quería que su hija siguiera el camino de la música, así que Mercedes Sosa decidió cambiarse el nombre por el de Gladys Osorio para poder presentarse en los concursos.

Algún tiempo después su padre la descubrió, pero eso no impidió que ella siguiera su camino. Empezó a presentarse en la radio cantando boleros con los hermanos Herrera, se hizo más reconocida en la escena musical y en un momento muy importante de su vida conoció a Oscar Matús el amor de su vida, con quien tuvo un hijo llamado Fabián Matús.

Mercedes Sosa demostró durante toda su vida que el amor era algo fundamental para ella, al conocer a Oscar Matús le nació la inspiración de escribir su primer álbum ‘La Voz de la Zafra’, en el cual compuso una canción llamada ‘Nocturna’ simbolizando el amor a primera vista que vivió con él.

A parte de mostrar su sencillez y su amor hacía la música, Mercedes Sosa siempre fue una mujer que defendió sus ideales en un mundo “machista”. Fue de las primeras cantautoras en Argentina, y sobretodo de las primeras cantautoras del Folclore que sobresalió en todo Latinoamérica, donde tuvo la oportunidad de crear en 1963 un movimiento musical literario llamado El Movimiento del Nuevo Cancionero, con el propósito de integrar los géneros en Argentina y superar la oposición Tango – Folclore.

En 1965 se presenció algo que marcó la historia de la música. Ese año mientras se realizaba el Festival Folclórico de Cosquín, Mercedes Sosa se encontraba entre el público presenciando el espectáculo, hasta que en medio de la celebración Jorge Cafrune, reconocido cantante argentino de folclore, la invitó a cantar de un momento a otro cambiando toda la programación del festival.

Todos en el festival no entendían qué pasaba no les interesaba escuchar a una desconocida. Mercedes Sosa subió al escenario y decidió cantar ‘El Derrumbe Indio’ queriendo hacer contraste a la discriminación que vivió como mujer por las autoridades. En ese momento el público estalló de alegría y a causa de esto Mercedes pudo firmar con un sello discográfico para poder grabar su primer álbum.

Durante su carrera artística tuvo algunos problemas por sus ideales, ella nació en una familia que apoyaba la izquierda de Argentina liderada en ese entonces por Juan Domingo Perón. Cuando se volvió una artista bastante reconocida en Argentina y hubo golpe de estado, ella estaba en las listas negras del régimen militar, así que prohibieron toda su música en Argentina, además de que en una oportunidad fue arrestada al igual que todos los asistentes a un concierto que estaba dando en La Plata, Argentina.

Esto causó el exilio, decidió irse a Europa, estuvo en París y luego en Madrid, pero siempre con la mentalidad de volver lo más pronto posible a su país, y así ocurrió en 1982. Ese año volvió a su país para realizar unas presentaciones en el Teatro de Ópera de Buenos Aires donde tuvo como invitados a Silvio Rodríguez, Pablo Milanes, Charly Garcia, Rodolfo Mederos, entre otros.

Un tiempo después se vuelve a radicar en Argentina y en 1988 organizó un evento muy grande en el estadio de Luna Park en Argentina, llamado Sin Fronteras, con el propósito de presentar solo cantautoras Latinoamericanas entre ellas venezolanas, colombianas, chilenas y argentinas.

Ese mismo año decide ir a Chile a apoyar la campaña democrática del NO al plebiscito para la gobernación de Pinochet hasta 1997, eso causó que le negaran la entrada a Chile por varios meses.

Eso demuestra que sin importar lo que dijera la gente y dejando a un lado los problemas de género que sigue habiendo hasta el día de hoy, Mercedes Sosa fue una luchadora incansable de lo que ella quería y amaba. Creó uno de los movimientos músico literarios más importante de la década del 60 y del 70, fue la mayor exponente del Folklore en Argentina y en Latinoamérica, dijo lo que pensó y nunca callo, siempre con amor sobre todas las cosas; por eso hoy la recordamos como La Voz de América Latina.

Meses antes de morir Mercedes Sosa dejó sus dos últimos trabajos discográficos llamados ‘Cantora 1’ y ‘Cantora 2’. En estos álbumes recopila canciones de varios artistas e invita a distintos intérpretes como Gustavo Cerati, Luis Alberto Spinetta, Shakira, Julieta Venegas, Fito Páez, Charly Garcia, Rubén Blades, Joaquín Sabina, Rene Pérez, Diego Torres, entre otros.

Apenas el álbum salió a la luz se convirtió en disco de oro en Argentina y además ganó en los Grammy del 2009 a mejor álbum folclórico y mejor diseño de empaque. Mercedes Sosa se despidió como una grande de la música, a artistas como ella que dejan un legado inmenso que va de generación en generación.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn