HomeSociedadOrganizan “búsquedas de vino” enterradas en la Cordillera

Organizan “búsquedas de vino” enterradas en la Cordillera

Diario Somos, noticias de Mendoza,Argentina y el mundo

Dicen que cada vez el turista se pone más exigente y busca nuevas aventuras, que no alcanza solo con mostrarle las maravillas naturales de un lugar sino que también tienen que “sentirlas” y “vivenciarlas”, es por eso que estas exigencias obligan a los prestadores y a los productores a buscar alternativas más ingeniosas para brindar servicios de excelencia y que sean atractivos para el público. Será en Las Paredes, San Rafael.

Basados en este sustento y en una propuesta que vienen realizando desde hace años con sus empleados, una bodega local decidió abrir el juego y plantear una ingeniosa propuesta para enganchar a turistas y porque no a sanrafaelinos.

Es que la bodega Intimayu de Las Paredes largó la novedosa iniciativa de realizar “búsquedas de vino” que fueron enterradas en la cordillera, en una especie de juego-aventura que puede cautivar a visitantes y también locales.

Según explican desde la empresa “llevamos doce años disfrutando de esta hermosa actividad. Día tras día el mundo del vino nos sigue atrapando y motivando a seguir adelante buscando nuevas emociones. Hace tiempo que en Intimayu tratamos de acercar el día a día de bodega a nuestros clientes amigos. Esto se debe a que gran parte de los momentos mágicos de los vinos suceden puertas adentro de la bodega”.
“Uno de los temas que continuamente probamos dentro de la bodega son las distintas condiciones de guarda de los vinos. Este tema es muy interesante por las grandes diferencias que encontramos luego de un tiempo de realizados los distintos ensayos.

En la búsqueda de nuevas experiencias comenzamos a enterrar distintas partidas de vino en la Cordillera de los Andes. Siendo una experiencia única e inolvidable la búsqueda con GPS, y posterior cata comparativa, con el mismo vino conservado en la bodega a temperatura controlada”, explican sobre el proyecto.

Debido al éxito de esta práctica que se limitaba solo a algunos sectores, decidieron abrir la travesía al público y sumar adherentes a esta simpática iniciativa que mezcla aventura, amor al vino y a la buena comida, ya que la cata se hace acompañada de un chivo al horno.

“Tomamos la decisión de que esto no sea mas una actividad solo para disfrutarla nosotros. Es por ello que invitamos a todos formar parte de esta experiencia única.

Los interesados en participar deben comunicarse a la bodega para recibir toda la información sobre las actividades, próximas salidas y para ponerlos en contacto con la agencia de turismo que va a desarrollar esta hermosa experiencia”, cuentan ilusionados desde la bodega, quienes plantean la posibilidad de participar en una propuesta innovadora y sumamente seductora para los amantes del vino y la montaña.

No hay comentarios

Disculpe, los comentarios ha sido cerrados para este artículo